Aprendiendo a usar el tridente o pitchfork de Andrews

Aprendiendo a usar el tridente o pitchfork de AndrewsEn el mundo del trading existe una infinidad de sistemas y estilos que lejos de orientar al novato no hacen más que confundirlo, atemorizarlo y alejarlo de su objetivo primordial, que sería entender el mercado y entender como comportarse ante este a la hora de abrir o cerrar una posición. Algunos traders confían ciegamente en los distintos indicadores o instrumentos técnicos, mientras que otros desconfían totalmente de ellos lo que no es exactamente lo más apropiado por cierto dado que han sido desarrollados por inversores experientes, con muchos años colocando sus capitales en el negocio de trading online. El hecho es que dos traders pueden aplicar sistemas completamente opuestos y tener éxito, lo que hace que mucha gente piense que se trata solo de suerte y de sangre fría a la hora de exponer el propio capital, pero hay mucho más que eso detrás del mundo del trading.

Emociones fuertes pero con el máximo control

El Forex o los mercados financieros en general pueden dar las mismas emociones que una montaña rusa, pero esto no quiere decir que no haya parámetros o puntos sólidos con los cuales orientarse. Lo importante de cada instrumento de análisis es conocerlo a la perfección y esto se consigue estudiando mucho sobre estos, con constancia y apostando fuerte a la formación ante todo. Luego, cuando tengamos la capacitación necesaria, podremos usarlo para descubrir particularidades de uno mismo como trader aplicando estos conocimientos adquiridos.

El éxito no está en un determinado sistema, sino en el uso que se hace de él. El autoconocimiento es tal vez el arma más valiosa que tiene un trader, por lo que vale más la pena conocer a fondo un solo instrumento y saberlo aplicar a la perfección que conocer todos los que existen. El gráfico conocido como tridente de Andrews (Andrews Pitchfork) es un instrumento sencillo que te permite entender claramente a qué nos referimos con dominar perfectamente un solo instrumento.

Tridente o pitchfork de Andrews

Lo primero que hay que aprender del tridente o pitchfork de Andrews es como trazarlo sobre un gráfico. La mayoría de las plataformas de trading te ofrecen este tipo de gráfico pero en el caso de que no lo encuentres, puedes perfectamente buscarlo como estudio de las líneas medianas aplicando la geometría básica. Se trata de 3 lineas medianas paralelas que juntas tienen la forma de un tridente y en la práctica encontraremos dos líneas que funcionan como líneas de soporte y resistencia con una línea central que puede ser usada como línea de regresión.

De acuerdo con Andrews, el 80% del tiempo los precios permanecían alrededor de las líneas medianas mientras que el restante 20% los precios salían de estas, lo que sugería un cambio de dirección. Cuando el tridente identifica estos momentos lo que nos está indicando es que se están generando buenas oportunidades para entrar en el mercado y debemos aprovechar para abrir posiciones.

La primera línea del tridente que se traza es la central, y para ello se usan los puntos más bajos si la tendencia está subiendo o los más altos, si la tendencia está bajando. Este punto es denominado el pivote y para trazar las otras dos líneas hay que guiarse por los picos por encima y los picos por debajo de la línea central, que corresponden a las correcciones de la tendencia. El tridente o pitchfork de Andrews puede ser pues usado como un canal o bien como indicador de momentos de ruptura.

Se puede abrir una posición cuando el precio está dentro de las líneas o cuando está fuera de ellas. En el primer caso se  debe seguir la tendencia, entrando al inicio de ésta y saliendo al final de ésta pero encontraremos que en el segundo caso es una oportunidad más rara y más compleja de aprovechar. La duración de la operación es más breve, por lo que es mejor tener más experiencia en este tipo de movimientos rápidos del mercado antes de intentar una acción orientada hacia esa técnica. Lo que hay que tener siempre en mente es que se trata de un momento anómalo, pues el precio tenderá a regresar siempre a la línea mediana y sobre esta base deberemos trabajar cuando utilicemos esta técnica.